lunes, 9 de mayo de 2011

Caso Clínico: Toxoplasmosis en el embarazo

Presentación.


  • Paciente femenina de 26 años de edad, embarazada, en el primer trimestre de su estado gestacional, que acude a nuestro Servicio de Parasitología para realizarse un estudio de laboratorio en busca de posible toxoplasmosis aguda, por indicación de su médico en la atención primaria de salud, ya que presentaba amenaza de aborto.

  • Al llegar al centro, la paciente es encuestada para obtener datos clínicos y epidemiológicos.
  • De esta manera hallamos que no presentaba otros síntomas o signos relativos a esta enfermedad.

  • En cuanto a la posible vía de infección, la paciente señaló que procedía de una zona rural, pero que no convivía con gatos; además, no había sido receptora de sangre, no se había practicado trasplante de órgano alguno y no solía comer carne cruda o poco cocida.

  • Se le realizó una primera toma de muestra. Se le extrajeron 2 mL de sangre para realizar los exámenes serológicos, que correspondieron a un ELISA para detectar anticuerpos totales (IgA e IgM) y una IFI para detectar IgG. Se tomaron además 2 mL con anticoagulante ácido cítrico-dextrosa para, en caso de ser necesario, realizar la PCR con cebadores específicos a un segmento del gen SAG2 de T. gondii.
  • La muestra analizada resultó positiva a ELISA y negativa a la inmunofluorescencia, por lo que se consideró que la paciente debía estar en la fase aguda de la infección y se decidió realizar la PCR, la cual aportó la confirmación esperada.

  • Una vez obtenidos estos resultados, se citó a la paciente para realizar una segunda toma de muestra e indicar tratamiento. Cuando acude a nuestra cita refiere que había perdido el embarazo; no obstante accedió a la toma de muestra. En esta ocasión la inmunofluorescencia para detectar IgG se tornó positiva con un título de 1/128, el ELISA
  • anti-totales se mantuvo positivo y mediante la PCR no se detectó ADN del parásito en sangre.

Analisis y conclusiones.

  • El caso analizado procedía de una zona rural donde el grado de exposición al agente aumenta, por lo que pudo estar en contacto con la forma infectante del parásito por vía oral. La toxoplasmosis existe en gran variedad de especies de mamíferos, aves y reptiles; además los gatos, al ser los huéspedes definitivos, son capaces de provocar una contaminación amplia del ambiente, expulsando millones de ooquistes en sus evacuaciones, los que se pueden diseminar a través de diferentes vectores mecánicos.

  • Cuando la paciente se presentó en el centro para realizarse las investigaciones correspondientes, sólo sufría amenaza de aborto, respecto a lo cual otros autores reportan que más de 90% de las embarazadas que se infectan con Toxoplasma desarrollan la enfermedad de manera asintomática y el aborto se manifiesta como fenómeno único de la infección. 

  • Durante las investigaciones serológicas efectuadas, la paciente se mantuvo positiva a anticuerpos totales y mostró seroconversión en cuanto a la IgG. Ésta es una inmunoglobulina que se detecta entre los 15 a 21 días de comenzada la infección por T. gondii, mientras que la IgA e IgM se elevan alrededor de la primera y segunda semana.

  • La PCR no detectó ADN de parásito en la segunda ocasión, lo cual pensamos que se debió a que los trofozoítos comienzan a formar quistes tisulares a partir de los 10 días de iniciada la infección y, por tanto, en un periodo de aproximadamente 21 días pueden no encontrarse parásitos circulando en los diferentes fluidos corporales. Estos resultados demuestran la factibilidad de uso de varias técnicas serológicas en combinación con la PCR para diagnosticar la toxoplasmosis de manera confirmatoria y segura, principalmente en los casos de alto riesgo. Además, este trabajo evidencia la posible existencia en nuestro país de casos con toxoplasmosis congénita, lo que confirma la necesidad de seguir serológicamente a las mujeres negativas a anticuerpos anti-Toxoplasma durante su periodo gestacional y sospechar la posibilidad de toxoplasmosis siempre que se presente amenaza de aborto en este tipo de pacientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada